Ranking de escáneres de surebets

Qué surebets es mejor evitar

Toda nuestra página web está dedicada a las apuestas de arbitraje y a sus distintas clases: surebets, middle betting (middles), value betting (value bets). En este artículo queremos poner el acento sobre las situaciones de arbitraje en las que no se debería apostar y que vale la pena evitar. Principalmente trataremos sobre surebets, pero todas estas normas sirven para otros tipos de arbitraje.

Surebets con alto porcentaje de rentabilidad

Surebets con alto porcentaje de rentabilidad

No se debe apostar en surebets con un rendimiento superior al 5%. Para realizar tales apuestas es necesario asegurarse de que el corredor de apuestas reembolsará la apuesta, por ejemplo, remitiéndose a un error en la línea. Tan solo los apostadores con experiencia pueden calcular por qué apuestas calculan los corredores de apuestas y por cuales reembolsan. ¿Cuál es el peligro del reembolso? No habría problema si jugará “a favor” del jugador, es decir, un resultado de la surebet fuera reembolsado y el segundo diera ganancias. En el caso contrario, y el más frecuente, un resultado daría reembolso y el otro pérdidas. No es la ley de Murphy.  Normalmente, se reembolsa por un coeficiente mal establecido, lo que conlleva la aparición de la surebet. Cualquier casa de apuestas puede cancelar tal apuesta según sus normas. Si aún así se opta por no dejar pasar una surebet con altos porcentajes, cabe apostar solamente un pequeña suma.

Otro hecho es que a menudo algunas de las casas de apuestas inflan especialmente el coeficiente para identificar rápidamente a los jugadores profesionales. Y luego bloquear sus cuentas o recortar los límites de apuestas. Luego nada les impide cancelar esta oferta, pero la trampa ha dado resultado.

Surebets de las casas de apuestas con diferentes reglas de cálculo de apuestas

No es ningún secreto que cada casa de apuestas tiene sus reglas de juegos. ¿Cómo afecta esto a las surebets? Tomemos por ejemplo un partido de baloncesto o hockey con tiempo añadido. Una casa de apuestas contabiliza la victoria en el tiempo reglamentario, la otra la contabiliza en la prórroga. A menudo las reglas difieren no sólo en cuanto al tiempo añadido, sino también en caso de cancelación o aplazamiento del partido. Parte de las casas de apuestas devuelven el dinero inmediatamente, otras esperan 24 horas antes de la reanudación del partido interrumpido. Las reglas de algunas casas de apuestas establecen 48 horas de espera. ¿Qué puede conllevar esto? Si el partido se suspende temporalmente y se retoma al día siguiente,  el resultado apostado en uno de los corredores de apuestas dará reembolso, mientras que el segundo calculará la apuesta según el resultado final. Está bien si todo va en beneficio del jugador. ¿Y si no? Aún así, hablamos de apuestas seguras con beneficios garantizados.

Surebets en casas de apuestas no comprobadas

Los apostadores profesionales que son clientes de casas de apuestas poco conocidas pueden encontrarse con problemas al usarlas. Se puede tratar de la cancelación de una apuesta ganadora sin motivos aparentes, el bloqueo de la cuenta y la imposibilidad de retirar el dinero de la cuenta. Por norma, nadie puede influir en esta decisión de ninguna manera, el servicio de asistencia ignora los mensajes, etc. Tal práctica existe principalmente en las casas de apuestas online poco conocidas. Por ello es imprescindible seleccionar escrupulosamente las casas de apuestas y apostar únicamente en casas de apuestas comprobadas y conocidas que no caerán tan bajo como para estafar.

Límites máximos de apuesta

Límites máximos de apuesta

A menudo esto ocurre con apuestas de grandes sumas. Antes de apostar, se debe comprobar cuáles son los límites máximos de apuesta en cada casa de apuestas, ya que pueden variar significativamente. Al no cumplir está condición, el jugador corre el riesgo de no excluir de la surebet una de sus apuestas.

Algunos corredores de apuestas por ejemplo Pinnacle, indican el límite máximo de apuesta al lado de la casilla de apuesta. En algunas casas de apuestas esta información sólo está disponible bajo petición al servicio de asistencia. Como regla general, los partidos con altos márgenes, tales como los partidos de fútbol de las mejores ligas europeas, tienen límites altos, algunos de los cuales pueden superar los 100 mil euros. Los partidos de terceras divisiones y ligas juveniles tienen pequeños límites de apuestas.

Surebets dentro de una casa de apuestas

No se debe jugar a surebets dentro de una casa de apuestas. Esta apuesta tardaría muy poco en levantar sospechas entre los especialistas de dicha casa. Cuando más tarde en ser visto, más tiempo permanecerá intacto. Aconsejamos no violar esta norma incluso si el posible beneficio le gusta mucho.

Grandes apuestas en surebets

Qué suma está dispuesto a apostar el jugador depende en gran parte de la suma de sus ganancias. Dado que en las situaciones de arbitraje a menudo participan casas de apuestas obligatorias, es precisamente a ellas a quien les interesa quedarse con una parte grande de su banco. La apuesta debe conformarse de una parte del banco, ya que como más pequeña sea la apuesta, menos visible será para el corredor de apuestas. Esto ayudará a reducir el riesgo de reembolso o pérdida de gran parte del banco. No hay necesidad de apresurarse a poner el bote entero en una surebet “grande”.  Habiendo realizado una apuesta de arbitraje, proceda a la elaboración de la siguiente. No es necesario añadir las apuestas en una sola posición, ya que resulta muy sospechoso para la casa de apuestas.

Conclusión

Hoy en día las surebets consisten en la estrategia principal de muchos jugadores, pero dicha estrategia le dará garantía de ganancias debido a la multitud de dificultades. Recuerde que las surebets pueden comportar el recorte de la cuenta, el bloqueo y la negación de la extracción de los fondos. Por este motivo no debe realizar apuestas en surebets desde cuentas importantes para usted, ya que tales apuestas seguramente las hundirán. Apostar en surebets o no es una opción personal de cada uno, pero la prudencia no hace mal a nadie.